Nace LENX, la nueva marca de CCTV para España y Portugal

BC Diid lanza LENX, una nueva marca de CCTV que operará en el mercado español y portugués ofreciendo la última tecnología de seguridad en vídeo,
enfocando su estrategia tanto en las gamas IP como en las analógicas.

 

BC Diid lanza LENX, una nueva marca de CCTV que operará en el mercado español y portugués ofreciendo la última tecnología de seguridad en vídeo, enfocando su estrategia tanto en las gamas IP como en las analógicas.

La marca, que ya está operativa, ha fijado su plan de desarrollo para los próximos años, en los que prevé ofrecer a sus clientes los productos más punteros avalados por la fiabilidad y la experiencia de BC Diid, el gigante de la distribución de la seguridad en la Península Ibérica al que pertenece la marca.

La gama de productos LENX ya está disponible en www.lenxvideo.com, donde puede encontrar una amplia gama de cámaras analógicas e IP, DVR y NVR.

La aplicación LENXapp, esencial para controlar el sistema estés donde estés, ya está disponible en iOS y Android.

El CEO de BC Diid, Ignacio Barandiaran, ha destacado que el nacimiento de LENX “responde al profundo conocimiento del mercado de BC Diid, con un trabajo conjunto tanto con fabricantes como con clientes que ha permitido escuchar y diseñar el producto perfecto”.

Además, Barandiaran ha otorgado a la digitalización de la captación, almacenamiento, tratamiento y gestión de imágenes un “lugar primordial dentro del catálogo de desarrollo de producto, tanto del actual como del futuro”.

 

La nueva generación de cámaras Provision, muy pronto en el catálogo de BC Diid

BC Diid siempre ofrece a sus clientes el catálogo más actualizado con las últimas marcas del mercado. Por eso, pronto incorporará la nueva generación de cámaras de Provision para 2020, una nueva generación innovadora, única y reconocible.

BC Diid siempre ofrece a sus clientes el catálogo más actualizado con las últimas marcas del mercado. Por eso, pronto incorporará la nueva generación de cámaras de Provision para 2020, una nueva generación innovadora, única y reconocible.

En este sentido, esta nueva gama integra un diseño uni-body de gran impacto con líneas dinámicas inspiradas en las últimas tendencias Hi-Tech, un elemento original y distintivo por unas cámaras exclusivas y fácilmente reconocibles.

Con todo, la nueva gama de cámaras de vigilancia Provision incorpora acabados modernos y redondeados, dejando atrás las líneas habituales en el sector y dando como resultado una seguridad equipada con lo último en imagen.

Este moderno acabado se une así a la máxima precisión y definición en la vigilancia de hogares y negocios.

Analítica de vídeo: ¿preparados para el cambio?

Tienen ustedes un sistema de CCTV que graba las 24 horas del día. Tienen un vigilante de seguridad encargado de controlar las cámaras, pero también de abrir a los proveedores, de hacer rondas de marcaje, de atender al público… El vigilante no puede permanecer todo el tiempo ante las pantallas de control, ni tiene ojos para todas. Me dirán, por supuesto, que las imágenes quedan grabadas, que se pueden estudiar con posterioridad, pero no nos engañemos: bien por falta de tiempo, bien por falta de recursos, la mayor parte de estas grabaciones se quedan archivadas, nadie las ve. ¿Resultado? Que muchos incidentes de seguridad pasan inadvertidos y no se detectan a tiempo los comportamientos sospechosos que permitirían evitar un hecho no deseado.

La analítica de vídeo en el campo de la seguridad surge para salir al paso de esta situación. Consiste en la utilización de softwares con algoritmos informáticos que analizan por sí mismos, de modo automático y en tiempo real la información procedente de las cámaras, respondiendo a la detección de eventos previamente configurados con filtros y patrones. Frente a los sistemas de vídeo vigilancia clásicos, en los que la imagen se graba y transmite íntegra y en estado puro a un centro de control en el que alguien vigila, en los sistemas con analítica de vídeo se envía solamente aquello que, captado por la cámara, es digno de respuesta. No sólo eso, sino que en realidad ni siquiera es imagen de vídeo lo que se transmite, sino que el software de analítica distribuido lo que hace es extraer información útil de las imágenes de vídeo, convirtiendo el vídeo en datos.

En esta imagen proporcionada por Axis, podemos ver un ejemplo del funcionamiento genérico de la analítica de vídeo: cuando una persona cruza una línea virtual (definida en la aplicación de analítica de la cámara de red), se generan metadatos del evento y se envía una notificación a un PC.

Tipos de soluciones en analítica de video

La tecnología detrás del análisis de vídeo, llamada visión artificial, se remonta a la investigación en inteligencia artificial de los años 60 y ha evolucionado durante décadas a partir de las necesidades militares y de defensa.

Video Motion Detection (VMD)

La forma más elemental de la analítica de video es la denominada VMD (siglas de Video Motion Detection, detección de movimiento por vídeo). Es un sistema básico, que reacciona al movimiento. Un sistema VMD envía una señal de alarma al centro de control cada vez que algo se mueve frente a la cámara.

Ejemplo de una de estas soluciones es el VMD de Axis, una aplicación gratuita que se incorpora a la mayor parte de cámaras Axis y que permite al dispositivo detectar movimiento en el vídeo y activar una grabación, ya sea en local o en un sistema de gestión de vídeo. Esto permite ahorrar en costes del sistema, ya que se transmite y se graba menos vídeo en comparación con la grabación continua.

Soluciones de analítica centralizada

Las soluciones centralizadas son las primeras en desarrollarse, aplicadas a los sistemas analógicos. En ellas, las imágenes son enviadas por los periféricos a los servidores. Estos servidores son capaces de analizar las imágenes de varias cámaras al mismo tiempo y de aplicar diferentes reglas simultaneas y complejas.

El principal problema de estos equipos es que las cámaras transmiten todo el vídeo, consumiéndose mucho ancho de banda y generando enormes necesidades de almacenamiento. Además, la propia configuración del servidor (requerimientos de procesador y RAM) limita la capacidad de análisis a un cierto número de canales. Por otra parte, el análisis no se lleva a cabo sobre la señal de vídeo pura, sino después del proceso de compresión y descompresión, lo que puede generar pérdidas de información y falsas alarmas.

Soluciones de analítica distribuida o en local

En este caso, es el propio dispositivo (cámara IP o codificador en el caso de las analógicas) el que analiza las imágenes capturadas, realiza las comprobaciones y “decide” si envía o no la señal de alarma. Este tipo de soluciones son la tendencia en última generación de analítica, implican desplazar el procesamiento de las imágenes al periférico que las capta (se “distribuye”). Soporta instalaciones con cientos de cámaras con un gran ahorro, ya que de este modo se necesitan menos servidores, menos procesamiento, menos almacenamiento y menor ancho de banda de la red.  Además, el análisis se realiza sobre el vídeo sin comprimir, de modo que la arquitectura del sistema es mucho más flexible.

Como se advierte en la imagen de esquema proporcionada por Axis, «un sistema auténticamente distribuido con inteligencia en local (en las cámaras de red y los codificadores de vídeo) es el sistema más escalable y rentable».

Configuración de los equipos de analítica

La clave para el buen funcionamiento de un equipo de analítica de vídeo es su correcta configuración. Los equipos deben estar correctamente calibrados y han de ser escogidas con cuidado las ubicaciones de las cámaras. El instalador debe tener en cuenta los diversos factores que afectan al sistema:

Los factores ambientales, por ejemplo, ejercen una gran influencia sobre el rendimiento de prácticamente todos los algoritmos de la analítica de vídeo. Dentro de estos factores ambientales cabe destacar:

a) El ángulo de la cámara, que determinará la perspectiva, la oclusión y en consecuencia la segmentación de objetos.

b) La distancia al objeto y el nivel de iluminación mínima, salvo que se utilicen cámaras térmicas, por ejemplo.

c) El grado de actividad de un entorno, pues cuanto mayor sea el nivel de actividad, mayores serán las posibilidades de generar falsas alarmas y más preciso deberá ser el algoritmo.

d) Los cambios del clima o el tipo de fondos también afectarán al calibrado de la cámara.

Hay que tener en cuenta también los factores informáticos, como son la potencia de procesamiento, la resolución, la tasa de transmisión, la velocidad del disco duro, la capacidad de memoria, etc.

En este sentido, son de gran interés las publicaciones formativas de Axis, que tratan diversos temas acerca de la instalación de las cámaras, desde el cableado hasta la posición de la cámara (en la imagen, algunos de los esquemas que propone Axis en estos artículos a que nos referimos), pasando por la toma en consideración de los factores ambientales, así como criterios para seleccionar el tipo adecuado de cámara, el switch, la alimentación, etc.

Aplicaciones de la analítica de vídeo

Son muchas las ventajas de la analítica de vídeo. Supone un gran ahorro de dinero, ya que al enviarse menos vídeo a través de la red, se reduce la carga y las necesidades de almacenamiento. También implica ahorro de tiempo, pues facilita la supervisión de las imágenes y la realización de búsquedas en el vídeo grabado, lo cual, a su vez, permite a los vigilantes y operadores gestionar más cámaras. Por otra parte, el análisis automático del vídeo en busca de incidentes de seguridad permite actuar antes de que se produzca el hecho, lo que dota de mayor eficiencia al sistema: no olvidemos que el objetivo principal de la seguridad es prevenir y evitar hechos dañinos.

Entre estas aplicaciones posibles de la analítica de vídeo, caben señalar cruce de líneas, puertas o zonas, la detección de elementos abandonados y la clasificación de objetos. También permite, en relación al movimiento, identificación de movimientos sospechosos, detección y rastreo de movimientos y, al contrario, la detección de alguien que se detiene en áreas restringidas durante un lapso inusual. La analítica puede extenderse no sólo a las cámaras de imagen visual, sino también a las cámaras térmicas.

Pero, además, la analítica de vídeo crea valor para la impresa, al permitir la integración de los datos de vídeo en otros sistemas, como el conteo de personas y el control de la afluencia de clientes en tiendas minoristas, o el de colas en aeropuertos y cajas, o bien los contadores de ocupación en las zonas de espera. Son funciones que van más allá de la estricta vigilancia y control, y que permiten a las empresas recabar información útil a efectos estadísticos y de mejora de sus servicios.

Departamento de Marketing – Diid

Compatibilidad entre dispositivos CCTV, una tendencia en alza

La evolución que ha experimentado la videovigilancia en los últimos años ha sido espectacular. El desarrollo tecnológico, con el surgimiento de los sistemas digitales y la evolución hacia la alta resolución de los analógicos, ha inundado el mercado de opciones para el usuario. Muchas marcas trabajan en los mismos nichos, con líneas de producción semejantes, levantando pasiones encontradas, con defensores a ultranza y detractores convencidos de una u otra casa.

En ocasiones resulta difícil elegir entre los dispositivos de distintas marcas, tan similares pueden llegar a ser sus especificaciones. El decantarse por una u otra suele dirimirse en función de afinidades emocionales con la marca correspondiente, o al hecho de tener ya instalado algún dispositivo, de modo que se tiende a utilizar el del mismo fabricante, pues uno de los principales temores del usuario es encontrarse con aparatos incompatibles entre sí. Este miedo es un argumento que pesa en la valoración de muchos usuarios. Sin embargo, ¿es un temor justificado? ¿Hasta qué punto los dispositivos de distintos fabricantes son o no son compatibles entre sí?

Especificaciones comunes habituales

Dentro de una gama con buena relación calidad/precio, en el ámbito de las instalaciones de tamaño medio, podemos encontrar dispositivos con características comunes que, a la hora de escoger, debemos estudiar con detalle.

En sistemas analógicos, la tendencia actual es el empleo de tecnologías de alta resolución, que permiten 720p, 1080p y hasta 4K (8Mp). Las dos tecnologías más usadas son HDCVI (High Definition Composite Video Interface, interfaz de composición de vídeo de alta definición) y HDTVI (High Definition Transport Video Interface, interfaz de transporte de vídeo de alta definición). Ambas son tecnologías que soportan también las cámaras analógicas tradicionales de baja resolución. Las similitudes entre ellas son muchas, en especial el uso de cable coaxial para la transmisión de vídeo HD, audio y telemetría (eliminando la necesidad de cable adicional en domos motorizados, cámaras con OSD, etc) y la opción de mezclar cámaras de distinta resolución en un mismo equipo. A esta tecnología hay que añadir el AHD (Analog High Definition, alta definición analógica), que transmite la señal analógica sin compresión.

En los sistemas IP, de cámaras digitales que transmiten las imágenes grabadas directamente a la red, sin necesidad de cableado coaxial, cada vez más fabricantes utilizan los protocolos ONVIF y RTSP. ONVIF (Open Network Video Interface Forum) es un estándar de interfaces para productos IP creado por el foro internacional del mismo nombre y reconocido a nivel global. El protocolo RTSP (Real Time Streaming Protocol) garantiza el acceso a todo el software y hardware distinto de ONVIF.

En cuanto a las características de las cámaras, cabe señalar que en muchos fabricantes encontramos semejanzas:

Los sensores: Uno de los más comunes es el sensor 1/3” Progressive Scan CMOS, un sensor ideal para cámaras 3P. Las marcas que trabajan con cámaras con 4Mp de salida, suelen equiparlas con WDR (Wide Dynamic Range) que equilibra la imagen para adecuarla a la calidad de salida.

Iluminación mínima requerida: Cada vez son más las cámaras con amplio rango de iluminación, llegando a 0.01 lux de mínimo (cero cuando disponen de infrarrojos). Esto implica que se puede esperar una máxima calidad en circunstancias de poca luminosidad en los dispositivos con este tipo de especificaciones.

Número de streams simultáneos: El doble y triple-stream que incorporan muchas cámaras les permite transmitir tres flujos de distintas resoluciones de vídeo a la vez.

Variedad de lentes: En el mercado podemos encontrar una gran variedad de lentes fijas, varifocales y motorizadas, con parámetros similares.

Son tantas las semejanzas que a la hora de escoger tenemos que centrarnos en las especificaciones de cada producto y ponerlo en relación con nuestros objetivos de seguridad.

Compatibilidad entre dispositivos de distintos fabricantes

Como decimos, en ocasiones es difícil decidirse por un dispositivo de uno u otro fabricante. A la hora de hacerlo, es importante conocer las posibilidades de compatibilidad entre unos y otros.

En relación a los sistemas analógicos, cabe preguntarse por la compatibilidad entre los dispositivos HDCVI,  HDTVI y AHD. En nuestro ámbito los más extendidos son los dos primeros. A este respecto hay que tener en cuenta que los grabadores HDTVI soportan dispositivos HDCVI, sin embargo los HDCVI han de ser tríbridos o pentahíbridos para estar seguros de que soportan el HDTVI.

Por lo que se refiere a los sistemas IP, la clave de la compatibilidad está en la aplicación del estándar ONVIF a que nos referíamos antes. El objetivo principal de ONVIF es facilitar la integración de diferentes marcas de equipos de vídeo, estandarizando la comunicación entre ellos, pudiendo conectar de forma sencilla y casi automática los dispositivos. ONVIF en cámaras significa que el usuario tiene la posibilidad de seleccionar productos de vídeo en red de diferentes fabricantes con la seguridad de poder conectarlos entre ellos y así cubrir por completo con sus necesidades.

¿Cómo saber si un dispositivo que se anuncia con la referencia al protocolo de ONVIF realmente lo está? En la propia página web del foro ONVIF están relacionado los fabricantes y dispositivos adheridos a este protocolo, ofreciendo total seguridad a los usuarios.

La solución de Hikvision: HiWatch Series 100% compatible

Es importante conocer todo lo que hemos explicado para saber de qué hablamos cuando nos referimos a la compatibilidad entre dispositivos. Sin embargo, en Diid buscamos siempre las soluciones óptimas, y por ese motivo apostamos, en los sistemas IP, por cámaras y dispositivos con protocolo ONVIF y, en analógicos de alta definición, por los grabadores que admiten todas las tecnologías.

En este sentido, resulta muy completa la gama de Hikvision HiWatch Series, cuyos dispositivos IP son 100% compatibles a través de ONVIF, y cuyos grabadores HDTVI admiten todas las tecnologías, tanto HDCVI, como HDTVI, AHD, CVBS e incluso IP. Gracias a esta gama de productos, nuestros clientes no tienen problemas de compatibilidad y pueden elegir las cámaras que mejor les convengan para cada momento en sus instalaciones.

Departamento de Marketing – Diid.

 

El grabador Serie M de Exacq ya está en el catálogo de Diid

Diid continúa completando el catálogo de su división de vídeo con los últimos lanzamientos del mercado, de la mano de las marcas internacionales que componen su portfolio, entre las que destaca Exacq, líder en soluciones y sistemas de gestión de vídeo.

Uno de los productos estrella de este fabricante es el grabador PoE serie M, que incorpora todo lo que el cliente necesita: con versiones para 4 u 8 cámaras IP, cuenta con sistema de gestión de vídeo integrado (VMS Exacq), así como el software cliente y puertos PoE de forma que no es necesaria la instalación de un switch PoE externo.

Capacitado para un máximo de 8 cámaras con sus correspondientes espacios de almacenamiento, este sistema facilita enormemente las labores de activación y funcionamiento del grabador ya que únicamente requiere de la conexión de las cámaras IP al dispositivo Exacq mediante un cable Ethernet y la función “easy connect” del equipo se encargará del resto.

Con licencias incluidas para 4 u 8 canales, el grabador integrado serie M dispone de  hasta 12TB de almacenamiento, que pueden ser supervisadas y gestionadas desde los distintos cliente gratuitos exacqVision (locales, remotos, basados en web o móviles).

Además, ofrece compatibilidad total con las centrales DSC de la serie NEO, lo que posibilita al usuario tener el control de los sistemas de alarma y CCTV desde una sola aplicación. Esto permite además, realizar acciones combinadas de ambos sistemas ante distintos eventos de alarma o video.

Con todo, Diid ha consolidado su liderazgo en el mercado español y portugués gracias a su variedad de productos de las divisiones de incendio, vídeo e intrusión, donde ha alcanzado importantes acuerdos con los fabricantes de referencia para ofrecer las mejores ventajas para los clientes. Se trata de un portfolio que se renueva constantemente con todas novedades del mercado destinadas tanto al sector residencial como empresarial.

Tyco, uno de los fabricantes destacados en el catálogo de Diid en materia de intrusión y CCTV

El catálogo de Diid cuenta con algunos de los fabricantes más destacados en materia de vídeo, incendio e intrusión. Tyco es una de nuestras marcas más señaladas, especialista en seguridad global.

Con presencia en casi 50 países, se ha consolidado como una de las principales marcas a nivel nacional e internacional y en la actualidad es uno de los fabricantes con mejor acogida en nuestro catálogo.

Tyco incorpora la última tecnología a sus productos en materia de seguridad. Su amplio catálogo de soluciones permite acometer proyectos de gran envergadura en el ámbito de la seguridad electrónica combinando sistemas de intrusión, video y control de acceso de manera integral y sencilla para el cliente, incluyendo aplicaciones móviles para el control total del sistema.

Con todo, Diid continúa ampliando su portfolio de la mano de los principales fabricantes internacionales, consolidándose como el principal distribuidor nacional y con la internacionalización como principal objetivo en los próximos meses tras la apertura de su sede en Portugal.

Novedades en detectores de Videofied, próximamente en Diid

comunicadovideofiedexteriorUna de nuestras empresas colaboradoras, Videofied, tiene muchas novedades y muy pronto estarán disponibles en nuestro catálogo. Se trata de los detectores exteriores OMVC, para el mercado residencial, y OMV250, para el mercado industrial.

Así, el OMVC es un detector exterior con lente cortina que detecta, graba y alerta. Desarrollado para uso exterior, es el único sistema de alarma radio con video verificación de color y gama bidireccional en la banda de frecuencia europea 868 MHz. Además, sus pilas cuentan con una autonomía de 4 años.

Graba vídeo en color y funciona a temperaturas que oscilan desde los -30º hasta los 60º. Posee una lente cortina y ofrece 4 leds infrarrojos. Asimismo, permite adaptar una protección fuera de casa para detectar antes la intrusión.

Además, incorpora 4 leds infrarrojos, permitiendo una visión nocturna optimizada y una autoprotección en caso de extracción del detector con cámara.

Uso industrial

El nuevo OMV210 es la nueva versión del DCV250 para uso industrial. Se trata de un sistema 100% inalámbrico y totalmente autosuficiente.

Capacitado para la grabación en color, va destinado a un uso exterior y a un funcionamiento en el exterior con temperaturas entre -30 y 60º. Posee un captor acelerómetro y un ángulo de detección de 90º.

Cuenta con 4 lentes, cortinas verticales y horizontales y de largo alcance.

Además, cuenta con kit antimascota y chequeo de entradas y salidas. Por último, posee una alimentación de 4 pilas que ofrecen una autonomía de 4 años.